Honrarán memoria de prócer de la aviación mexicana Emilio Carranza en Estados Unidos

La Sociedad Mexicana de Estudios Aeronáuticos Latinoamericanos (SMEAL), asociación sin fines de lucro cuyo objetivo es difundir la historia de la aviación, da a conocer que fue invitada a participar en la ceremonia luctuosa anual que La Legión Americana Post 11 realizará el 11 de julio para conmemorar 92 años del fallecimiento en accidente aéreo del prócer de la aviación mexicana, piloto Emilio Carranza. Este año de manera extraordinaria, dicho acto se llevará a cabo de manera tanto presencial como virtual, debido a la situación que se vive por la pandemia global por el coronavirus.

“Este sábado al mediodía, tendrá lugar en el bosque de Pine Barrens, en Tabernacle, Mount Holly, New Jersey, la ceremonia luctuosa que desde el primer aniversario de su trágica muerte ocurrida el 12 de julio de 1928, se ha dedicado a la memoria del Capitán Emilio Carranza Rodríguez, aviador Coahuilense oriundo de Ramos Arizpe. El piloto intentó en junio de ese año un vuelo de buena voluntad y sin escalas entre la Ciudad de México y Washington, con el propósito de estrechar los lazos de amistad entre los pueblos mexicano y norteamericano, así como para corresponder a la visita a tierras mexicanas realizada por el legendario aviador norteamericano Charles Lindbergh en diciembre de 1927”, relata Luis Gaxiola, investigador de historia y Representante del Capítulo Estados Unidos de la SMEAL.

El joven aviador mexicano, uno de los mejores de su generación, murió a sus tempranos 22 años de en la fecha mencionada, mientras intentaba el retorno a su patria durante una fuerte tormenta, partiendo desde Nueva York. “Es importante recalcar, que el Post 11 de la Legión Americana, ha celebrado la ceremonia luctuosa honrando al Capitán Carranza de manera
ininterrumpida desde el primer aniversario de su fallecimiento (ocurrido hace 92 años), cada año en el sábado de fecha más próxima al 12 de julio”, agrega Gaxiola.

La Legión Americana Post 11 (hermandad de veteranos de guerra estadounidenses) fue la primera en acudir en julio de 1928 a resguardar el sitio del accidente y recuperar el cuerpo del aviador coahuilense. “Ahí mismo hicieron un voto que han cumplido a carta cabal y de forma
ininterrumpida desde entonces, tomando la estafeta de la buena voluntad que dejó Emilio Carranza al morir. Esto no se ha limitado sólo a celebrar el memorial cada año de forma ininterrumpida, sino también se ha extendido a otras acciones de buena voluntad y hermanamiento entre nuestras naciones, como por ejemplo haber promovido la iniciativa de la
devolución, en 1950, de las banderas capturadas a México en la Guerra que enfrentó a nuestros países entre 1846 y 1848”, narra el investigador.

“Este año es todavía más destacable el hecho de que, con las actuales restricciones impuestas por los diferentes gobiernos para contener la pandemia mundial de COVID-19, el Post 11 ha tomado medidas excepcionales para no faltar de ningún modo al juramento que hicieron sus miembros hace ya 92 años de honrar al Capitán Carranza en el sitio de su fallecimiento, donde actualmente se levanta un obelisco construido en 1931, pagado con las contribuciones voluntarias de niños en edad escolar a lo largo y ancho de la República Mexicana”, señala Gaxiola y comparte que la ceremonia organizada cada año por el Post 11 de la Legión Americana es siempre muy emotiva, e incluye un desfile de honor de las banderas mexicana y estadounidense, discursos pronunciados por algún representante de la Familia Carranza y autoridades tanto mexicanas como estadounidenses, y una recreación de la recuperación del cuerpo de Emilio Carranza de entre el bosque (probablemente uno de los momentos más emotivos de la ceremonia), una salva de fusilería y la entonación de los himnos nacionales de México y los Estados Unidos.

Sin embargo, este año y debido a las medidas excepcionales que incluyen el evitar la reunión multitudinaria de personas (la ceremonia atrae cada año, normalmente, al menos a 100 personas), una pequeña comitiva de 10 personas, incluyendo a Luis Gaxiola en representación presencial de la Familia Carranza y de la SMEAL, depositará una ofrenda floral ante el monumento al Capitán Carranza. Los discursos, gracias a la era del internet, serán transmitidos a la par que la colocación de ofrendas florales.  Lo anterior para cumplir con las actuales disposiciones sanitarias del Estado de Nueva Jersey y evitar reunir físicamente a varias personas en el mismo sitio. “Es decir, por primera vez en la historia, y dadas las actuales circunstancias de la actual pandemia que azota al mundo, la ceremonia se hará de forma presencial y virtual. La Sociedad Mexicana de Estudios Aeronáuticos Latinoamericanos formará parte de esta edición pionera de la ceremonia luctuosa a Emilio Carranza, participando con un mensaje pregrabado por tres miembros de la Mesa Directiva de SMEAL: el Presidente, Ihuitl Maldonado; el Vicepresidente Alfonso Flores, y el Director de Investigación y Cultura Óscar Fernando Ramírez”, refiere Gaxiola.

Hoy en día, los vuelos y la seguridad aérea son temas tan arraigados en la mentalidad colectiva y tan normalmente vistos, que resulta difícil imaginar que hace menos de cien años, estos no sólo requerían de destreza y pericia técnica, sino también de mucho corazón y coraje ya que, al ser un campo del conocimiento humano en aquel entonces relativamente nuevo, ser un pionero como lo fue el Capitán Emilio Carranza era sinónimo de apostar el precio más alto, que es la propia vida.  Es por ello que el impacto del exitoso vuelo de ida de Carranza, y su posterior trágica muerte al retornar, quedaron tan grabados en la memoria colectiva.

“Las loables acciones, el compromiso y la disciplina del Post 11 de la Legión Americana han logrado lo que la indolente apatía e inconstancia de muchas autoridades mexicanas no han podido: mantener vivo el recuerdo del Capitán Carranza y retomar la estafeta de su misión de buena voluntad para hermanar a nuestras naciones. Muestra de ello fue el relegamiento de la estatua de Emilio Carranza a un rincón del aeropuerto de su tierra natal Ramos Arizpe, cuando originalmente se erigía en la intersección de dos de las calles principales de Saltillo (una de ellas, precisamente la calle “Emilio Carranza”) en un precioso pedestal art decó diseñado por el afamado ingeniero Zeferino Domínguez Villarreal.  Más triste ha sido, preguntar a la gente local de Saltillo y Ramos Arizpe si saben quién fue Emilio Carranza, y escuchar como respuesta:  “sí, alguien con nombre de calle”– señala Gaxiola y finaliza: –Definitiva y tristemente, se cumple aquel pasaje bíblico narrado en el Nuevo Testamento tanto por Lucas como por Juan: “nadie es profeta en su propia tierra”.

Autor: Shana

Actualmente el periodismo y los medios de comunicación están en constante cambio, en gran parte por las nuevas tecnologías. Por tal motivo, he creado shanafilms como un medio dedicado a acercar al público general una mirada profesional, crítica y entretenida a través del turismo, en cine, los videojuegos, el entretenimiento y estilo de vida, con contenidos originales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .