Cinco recomendaciones para iniciar 2022 con dermatitis atópica bajo control

El inicio de un nuevo año es un buen momento para establecer propósitos con la intención de modificar positivamente algunos aspectos en nuestras vidas. Al respecto, mejorar la salud y el bienestar suele ser una meta importante para todos.

Las personas que viven con dermatitis atópica podrían pensar que hay poco por hacer cuando constantemente presentan molestias como resequedad, comezón intensa y erupciones en la piel; sin embargo, controlar esta enfermedad crónica e inflamatoria de la piel es posible.

Aspirar a una mejor calidad de vida es un propósito de año nuevo alcanzable, que puede lograrse con constancia y disciplina. Por ello, compartimos cinco recomendaciones que pueden ser de gran ayuda para lograr tener la dermatitis atópica bajo control en 2022.

Acudir al médico especialista

De acuerdo con la Dra. Ana del Carmen García, médico internista con especialidad en alergología e inmunología y gerente de enlace médico de Sanofi Genzyme, es un mito que la dermatitis atópica es un trastorno pasajero que solo se cura con la aplicación de cremas.

La Dra. García explica: “Esta es una enfermedad crónica, que no se cura, pero puede controlarse adecuadamente. Se desencadena por una alteración del sistema inmune que reacciona de forma exagerada ante sustancias o agentes externos que provocan reacciones alérgicas y disfunción en órganos como la piel. Las afectaciones en la piel son tan solo la punta del iceberg pero hay un proceso inflamatorio a nivel celular conocido como inflamación tipo 2 que es el que debe atenderse”.

Por lo anterior, es importante que las personas acudan con un médico especialista en este tipo de enfermedades como un dermatólogo o un alergólogo para obtener un diagnóstico certero y oportuno, así como el tratamiento adecuado.

“En casos moderados o graves de la enfermedad donde se presentan alteraciones graves en la piel, ya existen tratamientos biotecnológicos que ayudan a controlar la dermatitis atópica desde la raíz, inhibiendo las alteraciones inmunológicas ocasionadas por la inflamación tipo 2 y que representan una esperanza para los pacientes que muchas veces sienten que ya no hay nada que hacer”, indica la Dra. García.

Una ducha tibia y corta

La ducha puede ser diaria, pero debe ser de corta duración, de preferencia que no exceda de 15 minutos. Se recomienda agua tibia y evitar frotarse la piel con esponja o guante de baño. También se puede usar un champú suave para cuero cabelludo sensible y un gel de baño Syndet o sin jabón para piel atópica, sin fragancia, que ofrecen una higiene mucho más suave, con un pH más afín a la piel.

De igual forma, como parte de la rutina del baño, se debe secar con una toalla de algodón, con ligeros golpecitos, evitando frotar la piel.

Hidratación en diferentes momentos del día

Recordemos que un efecto importante de la dermatitis atópica es la alteración de la barrera cutánea por lo que hay menor cantidad de ácidos grasos o ceramidas que se encuentran naturalmente en la piel. Por ello, es de gran relevancia mantener la piel hidratada a lo largo del día, aplicando crema en la piel cada cuatro horas. Hay cremas con formulaciones específicas para dermatitis atópica que son más ricas en ácidos grasos y evitan infecciones bacterianas.

Incrementar el nivel de hidratación durante el invierno es también de suma importancia pues la piel atópica se reseca con mayor facilidad por efecto del frío, así que, en estos primeros meses del año, la hidratación será esencial para las personas con dermatitis atópica.

Uso de ropa de algodón

Se recomienda ampliamente utilizar ropa de fibra de algodón, y mucho mejor si es orgánico ya que, gracias a la ausencia de elementos químicos, garantiza la óptima transpiración de la piel. En la misma línea, hay que evitar usar ropa de lana, con encajes o de fibras sintéticas ya que causan mayor picor. La ropa holgada también sienta mucho mejor a las personas con dermatitis atópica.

En el proceso de lavado de ropa o sábanas, se recomienda lavar con agua tibia, usar detergente líquido, sin perfumes, y evitar los suavizantes ya que contienen agentes sintéticos.

Apoyo psicológico

A este respecto, la Dra. García comenta: “aunque la dermatitis atópica tiene un componente inmunológico, también hay una afectación psicológica importante. La comezón intensa y la necesidad de querer rascarse todo el tiempo, hasta el punto de sangrarse, provoca constante estrés, angustia y ansiedad en los pacientes”.

En muchas ocasiones, la comezón se presenta de día y de noche, por lo que se afecta la calidad de sueño y en consecuencia la productividad en la vida escolar o laboral, derivando en depresión y aislamiento social. De ahí que el apoyo psicológico con un médico y con grupos de pacientes, es ideal para las personas con dermatitis atópica.

Estas cinco recomendaciones ponen de manifiesto la necesidad de un manejo integral de la dermatitis atópica, no solo mediante el tratamiento terapéutico de los síntomas, sino apoyando a los pacientes con hábitos que mejoran su vida cotidiana y cubriendo también la parte emocional y psicosocial que es la que mayor impacto tiene en la calidad de vida de estos pacientes.

Autor: Shana

Actualmente el periodismo y los medios de comunicación están en constante cambio, en gran parte por las nuevas tecnologías. Por tal motivo, he creado shanafilms como un medio dedicado a acercar al público general una mirada profesional, crítica y entretenida a través del turismo, en cine, los videojuegos, el entretenimiento y estilo de vida, con contenidos originales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.