Presentan radiografía del sector aeronáutico en América Latina y el mundo

Un estudio de OBS Business School, reconocida escuela de negocios de Grupo Planeta, reveló las claves para entender la adversidad que vive el sector aeronáutico. No hay duda que el turismo y las aerolíneas han sido golpeados por la expansión del Covid-19 en el mundo. Con millones de empleos perdidos, hoteles cerrados y vuelos cancelados, dichas industrias recibieron un golpe contundente.

Rut Abad Mijarra, docente de OBS, indicó: “La pandemia está dejando heridas profundas en la aviación comercial con una disminución de 55% con respecto a 2019, reflejado en 90% menos el tráfico de pasajeros y una contracción aproximada de 314,000 millones de dólares, de los cuales 18 mil millones se estiman en Latinoamérica, dónde se ha paralizado un 97% del sector. Al considerar al Caribe, representa 77 mil millones de dólares americanos y 3.5 millones de puestos de trabajo perdidos, mientras que sólo en Estados Unidos hay 304 mil millones de dólares y 2.6 millones de empleos menos”.

El informe, detalla lo crítico de la situación: varias aerolíneas han debido cerrar operaciones de manera definitiva como South African Airways (SAA) o TAME en Ecuador, aerolínea de bandera que después de más de 50 años de operación, cerró. En su portafolio estaban 900 trabajadores y pérdidas por 400 millones de dólares. A ella, se suman otras compañías como Comair en Sudáfrica; Flybe en Inglaterra; y cuatro filiales de Norwegian Air Shuttle en Suecia y Dinamarca.

Hay aerolíneas que han recurrido a recortes de personal como Air Canada, que despidió a 19 mil personas, lo que es más de la mitad de su personal; British Airways, al 30% de su planta; Delta Air Lines, tuvo 10,000 despidos voluntarios (11%); SAS (40%); EasyJet (30%); United Airlines, 3,450 colaboradores; Virgin Atlantic, 3,150; Ryanair, 3,000; Aer Lingus, 900; Icelandair, 2,000; Brussels Airlines, 1,000; Wizz Air, 1,000 y Fiji Airways, 758.

Así mismo, las dos aerolíneas más grandes de Latinoamérica, LATAM y Avianca, se acogieron al Capítulo 11 del código de Bancarrota de Estados Unidosaccediendo a que el total o parte de sus operaciones económicas y el proceso de reorganización, queden bajo supervisión de un tribunal estadounidense, como lo hicieran United Airlines, Delta y American Airlines durante la crisis posterior al 2008.

Al respecto, Wilson Hoyos, miembro del grupo de investigación Iditur Ostelea, agregó: “LATAM, la aerolínea más grande de la región despidió a 1,850 trabajadores de Chile, Ecuador, Colombia y Perú de un total de 43 mil funcionarios. La organización cubre 145 destinos en 26 países, operaba 1,400 vuelos diarios, alcanzando más de 74 millones de pasajeros anuales. Su cotización en bolsa perdió 90% del valor en el transcurso del 2020, su capitalización bursátil pasó de 12 mil millones en 2012 a 525 millones.

Entre sus principales accionistas figuran Delta Airlines y Qatar Airways que planean inyectar 900 millones para hacer frente a la situación”.

Por su parte Avianca, es la segunda aerolínea más grande de la región, la cual emplea a 21,000 personas, de las cuales 14,000 están en Colombia, cuenta con tres mil proveedores, una flota de 176 aviones, opera a 150 destinos y ofrecía 5,100 vuelos semanales; con centros de operación en Colombia, El Salvador, Ecuador y Perú, siendo este último cerrado, producto de la afectación económica actual.

Después de cumplir 100 años y de haber sido catalogada como un “símbolo de Colombia ante el mundo”, vive una reducción de ingresos de 80%, por lo que, envió a la mitad de sus colaboradores de vacaciones no remuneradas y solicitó un rescate del Gobierno. Registró una caída en su cotización en la Bolsa de Valores de Colombia de 78% para mediados de mayo 2020 y registra una deuda de 7 mil millones de dólares.

Anteriormente  la empresa había recibido un préstamo de United Arilines como parte de un plan de mayor vinculación en América Latina, donde también tiene inversión en Azul Linhas Aereas Brasileiras, la empresa norteamericana, además está a la espera ayuda del Gobierno de Estados Unidos.

Mientras Colombia espera reabrir sus aeropuertos en septiembre, Ecuador anunció la operación de los aeropuertos al 30%, aunque sus dos principales aerolíneas (LATAM y Avianca) retomarán operaciones el 15 de junio. Copa Airlines con base en Panamá, empezará operaciones el 26 de junio de manera progresiva y hasta alcanzar el 40% para finales del 2020, por su parte Delta, lo hará de Salt Lake a Ciudad de México con 15% de la operación.

Rut Abad Mijarra, explicó que “más allá de la especulación sobre el espacio en cabina que ha llegado a incluir la intención de bloquear el asiento del medio, en la investigación que llevan Boeing y Airbus sobre el comportamiento del coronavirus dentro de los aviones, los investigadores coinciden en que el aire de cabina reemplazado con frecuencia por los aviones y los filtros fuertes, son efectivos para eliminar los patógenos, pero es posible que no ayuden a alguien sentado cerca de un pasajero infectado que llegue a toser”.

En sintonía se muestra Hoyos, miembro del grupo de investigación Iditur Ostelea, quien agrega que el futuro de los viajes puede incluir variantes: llegar al aeropuerto solo, llevar tarjeta de embarque impresa o en el móvil, uso de mascarillas en aeropuerto, counters con plexiglás, entrada y salida del avión por pasarelas, orden de embarque en función de su asiento (ventanilla, centro y, por último, pasillo), protocolos para mover a los pasajeros de asiento para lograr que estén lo más distanciados, equipos de protección para la tripulación, “coronakits” para cualquier emergencia y hasta la limitación, modificación o suspensión de la entrega de bebidas, alimentos y otros productos.

Para cerrar el panorama de Latinoamérica, en Brasil se han postergado las subastas de 43 aeropuertos para el 2021, así mismo, se anunció el uso de el Fondo Nacional de Aviación Civil (FNAC) para cuidar a la industria. A la lista de empresas de la región con probabilidades de impago se suman Grupo Aeroméxico SAB, Azul SA y Gol Linhas Aereas.

Inteligentes SA. a nivel global, Australia negó el rescate de 1,400 millones de dólares australianos a Virgin que se declaró en suspensión de pagos el 21 de abril. Alemania generó un plan de rescate de nueve mil millones de Euros para Lufthansa que también recibió 1,200 millones de Euros por parte de Suiza para sus filiales Swiss y Edelweiss. Estados Unidos ha destinado 50,000 millones de dólares enfocados en la aviación civil para el sostenimiento de empleos. Adicionalmente, Italia nacionalizó a Alitalia e Easyjet.

Autor: Shana

Actualmente el periodismo y los medios de comunicación están en constante cambio, en gran parte por las nuevas tecnologías. Por tal motivo, he creado shanafilms como un medio dedicado a acercar al público general una mirada profesional, crítica y entretenida a través del turismo, en cine, los videojuegos, el entretenimiento y estilo de vida, con contenidos originales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .