En lo relativo a la comunicación online, la regulación debe sujetarse a los mínimos de la ley y a los máximos de la ética

Así como en todas las decisiones políticas siempre debe estar presente la regulación (sin caer en la tentación de la sobrerregulación), toda la comunicación; offline y online, debe sujetarse a los mínimos de la ley y a los máximos de la ética, lo que nos inclina y ayuda a realizar el bien personal y común.

Carlos Herrero, fundador y presidente de Extrategia, Comunicación y Medios, asegura que ahora que se pretende discutir en el Congreso de la Unión sobre una “regulación a las redes sociales que garantice la libertad de expresión”, es buen momento para analizar con datos duros la aportación de estas conversaciones a la reconfiguración del debate social.

En este contexto, el consultor e comunicación y relaciones públicas, hace una reflexión acerca de la relevancia de las redes sociales, pues actualmente, implican una interpelación de información, conversación, comunidades, imágenes, acontecimientos, situaciones. Engloban todo lo que forma parte de la enriquecida vida del ser humano actual.

No por nada, la plataforma Hootsuite estima que la adopción de redes sociales ha aumentado más del 12% en los últimos 12 meses y que actualmente más de 4 mil millones de personas en todo el mundo las utilizan cada mes.

En lo relativo a la comunicación online, particularmente la realizada a través de las redes sociales, la regulación debe ser no de mínimos, sino de minimísimos. Desde su percepción, los “minimísimos” son la aceptación de las condiciones que tiene cada persona para entrar a una red social y el contrato que establecen ambas partes para la publicación de contenidos personales, específicos, privados y del entorno de la persona.

Actualmente, a nivel global el usuario pasa alrededor de una media diaria de 6 horas y 43 minutos en internet. De estos 403 minutos, alrededor del 35% (poco más de dos horas) en promedio los pasa conectado a plataformas sociales, de acuerdo con Statista. Desde la perspectiva del también filósofo, los debates actuales en torno a situaciones fundamentales de la vida y de la sociedad como lo son muchas veces conflictos sociales, internacionales, etc., no pueden arrinconarse en lo jurídico: “No debemos olvidarnos que el hecho de ser ley no conlleva que algo sea directamente ético. La autorregulación de internet podrá establecer límites a la intimidad, se mantendrá en el respeto y cuidadosa de la vida privada. Es necesaria una ética social clara para el ejercicio de la libertad responsable ante la exposición libre de la vida privada”, finalizó.

Autor: Shana

Actualmente el periodismo y los medios de comunicación están en constante cambio, en gran parte por las nuevas tecnologías. Por tal motivo, he creado shanafilms como un medio dedicado a acercar al público general una mirada profesional, crítica y entretenida a través del turismo, en cine, los videojuegos, el entretenimiento y estilo de vida, con contenidos originales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .