¿Cómo los telecoms pueden devolvernos la confianza en las instituciones financieras?

El sistema financiero mexicano ha evolucionado tanto en el número de instituciones que han surgido, como en su proceso de digitalización. Sin embargo, todavía existe desconfianza por parte de los usuarios: de acuerdo con cifras del Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México (UVM), solamente 3 de cada 10 mexicanos consideran que este sistema es confiable.

En este sentido, el 39% de los encuestados relacionaron el término “sistema financiero” exclusivamente con la banca tradicional. El resto de los jugadores en el mercado, como las fintech, no figuran en la mente de muchos clientes  potenciales.

“Las fintech, a través de la creación de productos y servicios, atienden las necesidades y expectativas de un sector de la población mexicana que históricamente no ha estado incluido en el sistema financiero”, comenta Modesto Gutiérrez, founder y presidente de Miio, el primer Telcobank de México y LATAM.

La industria financiera digital ha tenido un crecimiento significativo en los últimos años. Según cifras del Radar Fintech México 2020, desde 2016 el número de este tipo de empresas ha crecido a una tasa promedio del 23%; el año pasado se identificaron 441 compañías en este sector.

“Ante el crecimiento de la industria, las compañías han buscado diversificar sus servicios para atender las necesidades de los usuarios. Este es el caso de algunas empresas del sector fintech, quienes han emprendido una fusión estratégica con la industria de telecomunicaciones para ofrecer productos financieros digitales y servicio de telefonía móvil. Estas compañías son conocidas como telcobanks”, señala Gutiérrez.

Los telcobanks son instituciones financieras totalmente digitales; es decir, que no tienen presencia física ni sucursales. Esta estructura les permite operar con mayor facilidad, con menores costos y menos riesgos logísticos relacionados con la posesión y distribución de efectivo. A través de este tipo de fintech, los usuarios pueden realizar operaciones desde su celular, abrir una cuenta o acceder a una tarjeta digital.

En este contexto, los telcobanks pueden lograr devolverle a los usuarios la confianza en los servicios financieros. La fusión entre las industrias de tecnología financiera y telecomunicaciones está ayudando a incluir a sectores vulnerables en el sistema financiero, además de acelerar el proceso de digitalización financiera y ofrecer más servicios que la banca tradicional, como telefonía móvil, protección médica y hasta seguro de vida.

En México y Latinoamérica, Miio fue la primera compañía en ofrecer servicios de telefonía y productos financieros digitales. La compañía nació en 2019 con el objetivo de ofrecer soluciones financieras a la población no bancarizada del país.

Estos es importante, ya que, de acuerdo con cifras del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), el 75.1% de la población mexicana tiene telefonía celular; sin embargo, solamente el 47% posee una cuenta bancaria, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

A través de la convergencia de las industrias de tecnología financiera y telecomunicaciones, empresas como Miio ofrecen telefonía e internet móvil a precios competitivos, cuenta digital, tarjeta de débito, créditos, entre otros beneficios.

Telcobank, un éxito en el mundo

Aunque este concepto es reciente en Latinoamérica, en otros lugares del mundo ha sido muy exitoso. Por ejemplo, M-Pesa, en Kenia, es un sistema que permite depositar, enviar y recibir dinero, pagar servicios, realizar compras y recargas de saldo, a través del celular. Este producto, desarrollado por la empresa de telefonía móvil Safaricom, lleva 14 años operando en el país africano y actualmente se pueden hacer transacciones desde 40 mil puntos de venta del país.

De acuerdo con cifras del Centre for Public Impact, para 2015, este producto ya contaba con 19.9 millones de usuarios y el 43% del Producto Interno Bruto (PIB) de Kenia fluyó a través de su plataforma, con más de 237 millones de transacciones de persona a persona. M-Pesa ha logrado dar servicios incluso a la población que vive con menos de 1.25 dólares al día. El porcentaje de la población en esta condición que utilizaba M-Pesa en 2012 alcanzó el 72%.

Otro caso exitoso es el de Orange, empresa multinacional de telecomunicaciones que desde 2008, a través de Orange Money, ofrece transferencias de dinero desde el celular, con tarifas más bajas que otras opciones. Este servicio tiene presencia en Senegal, Burkina Faso, Costa de Marfil, Guinea, Malí, Madagascar, República del Congo, Ghana, Marruecos, India, Vietnam y, desde 2017, en Francia.

Hasta 2018, su red de distribución constaba de más de 160 mil  puntos de venta en toda África, los cuales atienden a 39.2 millones de clientes, con 15.1 millones de usuarios mensuales.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo la unión fintech-telecom, ha ayudado a recobrar su confianza en las instituciones financieras, ya que a través de sus servicios muchas personas, de todo nivel socioeconómico, pueden acceder a servicios financieros.

Autor: Shana

Actualmente el periodismo y los medios de comunicación están en constante cambio, en gran parte por las nuevas tecnologías. Por tal motivo, he creado shanafilms como un medio dedicado a acercar al público general una mirada profesional, crítica y entretenida a través del turismo, en cine, los videojuegos, el entretenimiento y estilo de vida, con contenidos originales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .